Bad Ischl, la ciudad veraniega de los emperadores austríacos

Situada a orillas del río Traun, Bad Ischl es una encantadora ciudad balneario situada en la región de Salzkammergut, en la Alta Austria. El atractivo de esta ciudad reside en la perfecta armonía que existe entre tradición y modernidad. Tras leer este artículo responderé a tu pregunta sobre qué ver y hacer en Bad Ischl (Austria)

Qué ver y hacer en Bad Ischl (Austria) @Wikimedia

Qué ver y hacer en Bad Ischl (Austria) @Wikimedia

Bad Ischl se convirtió en un popular destino de vacaciones por ser, antiguamente, el lugar elegido por los emperadores austriacos para pasar el verano. La residencia de verano imperial sigue hoy en día en perfecto estado de conservación. Fue también en esta ciudad donde Francisco José I firmó la declaración de guerra contra Serbia, lo que originaría la Primera Guerra Mundial.

Clima de Bad Ischl

Bad Ischl posee un clima de transición centroeuropeo con influencia atlántica. La mejor época para visitar esta localidad austriaca es entre los meses de abril y octubre, sobre todo en julio y agosto. De diciembre a marzo es el mejor momento para disfrutar de unas vacaciones de esquí. La temperatura media en verano es de 20 grados centígrados, mientras que en el invierno es de 0 grados. La temperatura máxima en la época estival puede llegar a los 35 grados, y en invierno desciende hasta mínimas de -20 grados.

Qué ver y hacer en Bad Ischl: disfrutar del Río Traun @Wikimedia

Qué ver y hacer en Bad Ischl: disfrutar del Río Traun @Wikimedia

Qué ver y hacer en Bad Ischl

Rodeada de un precioso entorno natural de montañas y frondosos bosques, Bad Ischl cuenta con bellos e interesantes lugares que visitar. Es el caso de la Villa Imperial, donde veraneaban los emperadores austriacos; la Lehár Villa o residencia de Franz Lehár, un famoso compositor austrohúngaro; el Museo de la Ciudad, que se encuentra en la casa donde se prometieron el emperador Francisco José y Sissi; el Museo de la Fotografía, el Parque Imperial o el Kongress & TheaterHaus. Son de interés también varios edificios públicos de estilo Biedermeier, además de algunos originales lugares construidos durante el siglo XIX, como el Salón de Té Zauner o la Casa Seenauer, que posee una fachada rococó. Bad Ischl forma parte de la Asociación de Pequeñas Ciudades Históricas.

Kaiservilla en Bad Ischl @Wikimedia

Kaiservilla en Bad Ischl @Wikimedia

¿Qué comer en Bad Ischl? ¿Dónde dormir en Bad Ischl?

La gastronomía tradicional de Bad Ischl, como toda la de Austria, posee influencias de la cocina húngara, checa, judía, italiana o bávara. En la comarca de la Alta Austria, donde se halla Bad Ischl, un plato muy popular son las albóndigas austriacas (Kloß), que se pueden preparar de varias maneras. Otra receta muy típica es la Linzer Torte, que es un pastel elaborado con mermelada y nueces, y que podemos encontrar en toda la región.

Casa del Té en Bad Ischl @Wikimedia

Casa del Té en Bad Ischl @Wikimedia

La oferta de hoteles en Bad Ischl incluye hoteles de cuatro estrellas como el Romantikhotel im Weissen Rössl, el Hotel Goldenes Schiff o el Hotel Schenner, y de tres estrellas, como el Hotel Goisererhof o el Thermenhotel Royal.

Motivos para visitar Bad Ischl

Bad Ischl, la que fuera en el pasado la residencia habitual de verano del emperador, es hoy en día una bella ciudad cargada de historia. Eso no la exime de ser una villa moderna, cosmopolita y con muy buen ambiente. A las magníficas propuestas culturales de la localidad se une su oferta de establecimientos de spa. Bajo el lema “Sal y Salmuera”, Bad Ischl es un destino perfecto para relajarse en su Salzkammergut-Therme o en la sauna Relaxium. En estas instalaciones ofrecen tratamientos para la salud, para relajarse o de belleza.

Leharvilla en Bad Ischl @Wikimedia

Leharvilla en Bad Ischl @Wikimedia

Durante el verano en Bad Ischl se incrementan las posibilidades de ocio, gracias a sus campos de golf, a las numerosas pistas de tenis o a las instalaciones de equitación. Otras actividades que se pueden realizar en los espectaculares alrededores de la ciudad son el senderismo o la pesca deportiva. En invierno también se puede practicar el esquí o el patinaje sobre hielo.

 

Créditos del artículo

Autor: Belén Valdehita
Web: Viajes para toda una vida
Twitter: @miblogdeviajes
Facebook: Viajes para toda una vida
Google+: Viajes para toda una vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *