Diario Belgica 7/8 (I): Tournai, una de las ciudades más antiguas de Bélgica

Mi viaje ya terminaba, aunque aún tenía tiempo para descubrir por la mañana ¿Qué ver en Tournai en un día?

¿Qué ver en Tournai en un día?

1.- Catedral de Notre Dame de Tournai.

Nada más llegar a Tournai, me dirigí en dirección a la Catedral de Notre Dame, y tengo que decir que la decepción fue grande, ya que está siendo reformada, aún así pude realizar algunas fotografías de su interior. Es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por sus 5 campanarios.

Interior de la Catedral de Tournai

Interior de la Catedral de Tournai

2.- Campanario de Tournai.

A escasos metros está situado el Campanario (Beffroi), la subida es algo estrecha, pero merece la pena por sus vistas. Además, coincidió que nada más salir al exterior del campanario comenzó a llover y un fuerte viento. Es el campanario más antiguo del país con sus 257 escalones, y es también Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Panorámica de Tournai desde el campanario

Panorámica de Tournai desde el campanario

3.- Grand Place de Tournai.

A pesar de la fuerte lluvia debía seguir disfrutando de esta pequeña ciudad, y sus calles me animaban a ello. Pronto llegué a la Grand Place, una de las más hermosas del país.

Grand Place Tournai

Grand Place Tournai

4.- Iglesia de San Quentin (Church of St. Quentin).

En la propia plaza fue donde encontré en uno de sus extremos la Iglesia de San Quentin (Church of St. Quentin), templo románico restaurado por los ataques en la Segunda Guerra Mundial.

Interior de la iglesia de San Quentin (Church of St. Quentin)

Interior de la iglesia de San Quentin (Church of St. Quentin)

5.- Iglesia de Santiago (Église Saint-Jacques).

Caminando unos pocos minutos hacia el norte llegué a la Iglesia de Santiago (Église Saint-Jacques). Este templo de 1167 me encantó, ya que si el exterior es bonito, su interior está repleto de detalles de gran belleza.

Interior de la Iglesia de Santiago (Église Saint-Jacques)

Interior de la Iglesia de Santiago (Église Saint-Jacques)

6.- Parque del Jardín de la Reina (Parc du Jardin de la Reine).

Lo siguiente fue caminar hasta el Parque del Jardín de la Reina (Parc du Jardin de la Reine), un espacio verde muy bonito y amplio, ideal para pasear con los niños y ver los patos del estanque.

Parque del Jardín de la Reina (Parc du Jardin de la Reine)

Parque del Jardín de la Reina (Parc du Jardin de la Reine)

7.- Puente de los Agujeros (Pont des Trous).

Justo al final del parque, encontramos uno de los elementos más característicos de la ciudad, el Puente de los Agujeros (Pont des Trous). En mi visita pude contemplar como una embarcación enorme pasaba por debajo de dicho puente.

Puente de los Agujeros (Pont des Trous)

Puente de los Agujeros (Pont des Trous)

8.- Iglesia de San Nicolás (Église Saint-Nicolas).

Bordeando el río Escalda, y callejeando un poquito me topé con la Iglesia de San Nicolás (Église Saint-Nicolas), un pequeño templo que inicialmente tenía previstas 2 torres, pero que finalmente fue solo una.

Iglesia de San Nicolás (Église Saint-Nicolas) Tournai

Iglesia de San Nicolás (Église Saint-Nicolas) Tournai

9.- Torre de Henrique VIII (Tour Henry VIII).

De vuelta a la estación de tren crucé el Parque Henrique VIII, donde estaban restaurando la Torre de Henrique VIII (Tour Henry VIII) de 21 metros de altura.

Torre de Henrique VIII (Tour Henry VIII)

Torre de Henrique VIII (Tour Henry VIII)

10.- Parque Crombez (Parc Crombez).

Había llegado a mi destino, la estación de tren delante del Parque Crombez (Parc Crombez), un hermoso recinto donde poder descansar antes de tomar el tren con destino a la última ciudad de mi viaje, Mons.

Parque Crombez (Parc Crombez)

Parque Crombez (Parc Crombez)

2 comentarios

  • Qué sensibilidad viajera muestras en tus posts, estamos disfrutando mucho de este diario viajero por Bélgica. ¡Muchas gracias por ayudarnos en nuestra labor de promoción de Bruselas y Valonia!

    Responder
    • EuropeosViajeros

      Buenos días.

      Como os indiqué, he visitado vuestro país en 3 ocasiones en los últimos años, y cada vez que voy descubro nuevas ciudades y me enamoro más de Bélgica, y eso al final se nota.

      Saludos.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *