¿Qué ver en Stirling en un día? El pueblo medieval más bonito de Escocia

En mi último día en Escocia me decanté por el que comentan que es el pueblo medieval más hermoso de Escocia. Así que tomé un tren y me desplacé hacia allí. ¿Qué ver en Stirling en un día?

¿Qué ver en Stirling en un día?

Puedo dar ver de la belleza de este pequeño pueblo, y si tenéis tiempo os recomiendo la visita desde Glasgow o Edimburgo sin duda alguna.

1.- Castillo de Stirling.

Nada más salir de la estación de tren me dirijo rápidamente al Castillo para evitar llegar con la aglomeración de turistas. Aunque la entrada es algo cara, merece la pena ya que la estructura e interiores son muy interesantes.

Castillo de Stirling.

Castillo de Stirling.

Se localiza en la cima del pueblo, en un pico de origen volcánico y en otra época se utilizó como era habitual como fortaleza defensiva. La muralla exterior fue mandado edificar por Jacobo III de Escocia. La visita gustará a los niños ya que lo largo del castillo encontrarán figurantes que explican la historia (en inglés).

Interior del Castillo de Stirling.

Interior del Castillo de Stirling.

2.- Cementerio de Stirling.

Anexo al castillo, se encuentra uno de los cementerios más bonitos que he visto (por no decir el más bonito). Se encuentra abierto al público, y desde una pequeña cima se puede obtener una buena perspectiva del castillo y del cementerio casi al completo. Desde el cementerio se ve la iglesia de Holy Rude.

Cementerio de Stirling.

Cementerio de Stirling.

3.- Iglesia de la Holy Rude.

Sorprende por su gran tamaño, y ante todo por lo colorido de alguna de sus vidrieras.  Esta iglesia medieval es bastante sencilla en su interior, y fue construida en 1129 pero remodelada en 1414 como consecuencia de un incendio. Como dato histórico cabe indicar que en su interior, en el año 1567, fue coronado rey Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia.

Iglesia de la Holy Rude.

Iglesia de la Holy Rude.

¿Qué ver en Stirling en un día? Iglesia de la Holy Rude.

¿Qué ver en Stirling en un día? Iglesia de la Holy Rude.

4.- Ruina de Mar’s Wark.

Subiendo al castillo anteriormente mencionado os “chocaréis” con estas ruinas. El edificio data de 1572 y fue la residencia del cuidador del castillo, de estilo renacentista.

Ruina de Mar’s Wark.

Ruina de Mar’s Wark.

5.- Mercat Cross y su unicornio.

Siguiendo por la avenida principal veréis hacia abajo veréis una columna coronada por un unicornio. Las ciudades escocesas con este elemento tenía permiso del rey para tener mercado propio y por ello gozaban de gran reputación.

Mercat Cross y su unicornio.

Mercat Cross y su unicornio.

6.- Tolbooth de Stirling.

La antigua prisión de Stirling se localiza al otro lado de la calle, cerca de la columna anterior. Posiblemente de las peores cárceles del país, con unas condiciones terribles. Actualmente es un centro de arte de la ciudad.

Tolbooth de Stirling.

Tolbooth de Stirling.

7.- Colina de Mote Hill.

Lejos de la ciudad, a unos 20 minutos andando de la zona antigua se encuentra esta colina  (parque) cuyo atractivo radica en la piedra de las decapitaciones (Beheading Stone). Múltiples celebridades fueron ejecutados en dicho bloque. Aquí podréis descansar un rato y disfrutar de las vistas de una parte de la ciudad y ver en la lejanía Abbey Craig, la cima donde se encuentra el monumento a William Wallace.

Colina de Mote Hill.

Colina de Mote Hill.

8.- Puente de Stirling.

De vuelta sobre nuestros pasos, antes de volver a la ciudad tomamos un desvió a la izquierda (al ir hacia la colina pude ver el cartel que indicaba la dirección a este puente). Caminando unos 10 minutos llegamos a una torre con un reloj, pues hacia la izquierda se encuentra este famoso puente donde el famoso William Wallace derrotó a los ingleses en la Batalla del Puente de Stirling.

Puente de Stirling.

Puente de Stirling.

9.- Monumento a William Wallace.

A unos 50 minutos aproximadamente andando se encuentra este monumento (hago un paréntesis para deciros que no vayáis andando ya que no se ve nada de interés durante todo el trayecto). Si lo hacéis basta con cruzar el puente, mirar en diagonal a la derecha y subir a la acera y caminar unos 40 minutos hasta llegar a una rotonda, desde la cual seguís subiendo hasta llegar al centro donde se compran las entradas (no recomiendo hacerlo) y desde aquí podéis subir 10 minutos andando a la cima o en bus gratuito (igual para bajar). Arriba os espera el monumento, una enorme torre del 1869 con más de 67 metros de altura (aquí también podéis comprar las entradas). Para bajar, desde cerca de la rotonda se toma el bus que os deja delante de la estación de tren.

Monumento a William Wallace.

Monumento a William Wallace.

2 comentarios

  • Excelente post!!
    en unos meses voy a estar allá y me es súper útil la información.

    gracias!!

    Responder
    • EuropeosViajeros

      Buenas tardes,

      Es un pueblecito precioso, te recomiendo ir lo primero de todo al Castillo ya que suele tener muchos visitantes.

      Saludos viajeros.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *