Diario Barcelona 1/3: Descubriendo los templos de la ciudad

El día comenzó con la no visita de la Sagrada Familia, uno de los templos de Barcelona, ya que al querer ver una de las torres (hay entrada para el templo y entrada para la torre, ambas separadas), tuve que buscar un horario donde hubiera disponibilidad para ver el templo y la torre dentro de un intervalo de tiempo prudente. Finalmente, tengo la visita a las 18:00 y la subida a la Torre del Nacimiento (por ser la más bonita y con mejores vistas) a las 18:45.

Debido al cambio de planes, cogí el metro y me dirigí hasta la Catedral de Barcelona. La entrada fuera del horario entre las 13:00-17:00 es gratuita, así que aproveché para ahorrar un dinero. La Catedral es una auténtica maravilla, enorme y llena de belleza a pesar de no estar demasiada cargada de ornamentos y oro como sucede en otros casos.

Catedral de Barcelona

Catedral de Barcelona

Interior de la Catedral de Barcelona

Interior de la Catedral de Barcelona

De ahí, y dando un paseo, llegué a la Basílica de Santa María del Mar, un templo muy similar en decoración interna a la Catedral y cuya fama ha crecido en los últimos años debido al libro que habla sobre ella del autor Ildefonso Falcones. Saliendo por la puerta lateral nos encontramos con el Fossar de les Moreres.

Basílica de Santa María del Mar

Templos de Barcelona: Basílica de Santa María del Mar

Interior de la Basílica de Santa María del Mar

Interior de la Basílica de Santa María del Mar, uno de los templos de Barcelona

A la vuelta pasé por un supermercado y compré algo para comer y descansé un poco en el Itaca Hostel donde me hospedaba.

Como aún tenía tiempo hasta la visita a la Sagrada Familia decidí, aprovechando que tengo el bono de 3 días con viajes ilimitados por 20€, para visitar la zona donde está la Torre Agbar y el Arco del Triunfo y seguir paseando hasta el Parque de la Ciudadela. Desde ahí regresé a la Sagrada Familia.

Torre Agbar

Torre Agbar

Arco del Triunfo en Barcelona

Arco del Triunfo en Barcelona

Por fin la tan ansiada visita al templo más famoso del mundo, y viéndolo por dentro hace justicia a su fama. En mis 5 años de viaje por Europa no he visto nada que se compare en belleza y sobre todo en novedoso a la obra de Gaudí. Desde la fachada, hasta las columnas, el altar, las vidrieras… Todo es distinto y moderno.

Interior de la Sagrada Familia de Barcelona

Interior de la Sagrada Familia de Barcelona

La subida a la Torre del Nacimiento la he realizado en ascensor una vez dejada la mochilas en unas taquillas gratuitas en el interior del recinto. Te suben en ascensor hasta la mitad y luego ya vas bajando. A lo largo de la bajada no os preocupéis si os perdéis un poco. Eso sí, las vistas son increíbles, no solo de la ciudad, si no de elementos de la Sagrada Familia que nunca verías desde abajo con tanto detalle.

Vistas de Barcelona desde la Torre del Nacimiento de la Sagrada Familia

Vistas de Barcelona desde la Torre del Nacimiento de la Sagrada Familia

Aproveché una vez finalizada la visita, y teniendo en cuenta que aún tenía energías después de un día muy largo para visitar la Plaza Catalunya y recorrer toda la rambla, descubriendo edificios y lugares emblemáticos como el Teatro Liceu o el Mercado de la Boquería, hasta llegar al puerto de Barcelona donde me recibió en mitad de la noche el Monumento/Mirador de Colón.

Teatro Liceu

Teatro Liceu

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *