Espoo, la moderna y ecológica ciudad de Finlandia

En la costa sur de Finlandia, junto al mar Báltico, encontramos una ciudad relativamente nueva. Se trata de Espoo, una población que está integrada en el Área Metropolitana de Helsinki. Es una localidad residencial que destaca por contar con un entorno natural espectacular, además de estar repleta de parques y jardines y rodeada de lagos. El río Espoo atraviesa la población, a la que se conoce como “La Ciudad Verde”. ¿Qué ver en Espoo?

Panorámica de Espoo (Finalndia) @wikimedia

Panorámica de Espoo (Finalndia) @wikimedia

¿Qué ver en Espoo?

Ya contaba con algunos habitantes durante los siglos XII y XIII, pero no se desarrolló como ciudad hasta la década de lo 50 del siglo pasado.

El clima de Espoo

El clima continental húmedo que posee la ciudad se encuentra muy influenciado por el Mar Báltico y por la corriente del Golfo. Esto se traduce en unas temperaturas mucho más suaves en invierno que las que tienen otros lugares del mundo situados en la misma latitud. La temperatura media en los meses de enero y febrero es de -5 grados centígrados. Lo normal es que durante toda esta época las temperaturas llegarán a los -20 grados, pero eso sólo sucede una o dos semanas al año.

Calles de la ciudad en invierno @wikimedia

Calles de la ciudad en invierno @wikimedia

Los días duran menos de seis horas en invierno, pero como contrapartida son muy largos en verano, pudiendo llegar a las diecinueve horas de luz. La temperatura máxima media en verano oscila entre los 19 y los 21 grados.

Qué ver en la ciudad de Espoo

El monumento más antiguo e ilustre es la Iglesia Medieval del siglo XV, que se encuentra situada en el mismo centro de la ciudad. Vale la pena visitarla por dentro, ya que cuenta con interesantes pinturas murales del año 1510.

¿Qué ver en Espoo? Museo Glims @wikimedia

¿Qué ver en Espoo? Museo Glims @wikimedia

Otras visitas imprescindibles en la localidad son las del Museo Gallen-Kallela Taruaspää, situado en la que fuera la casa del pintor finlandés del mismo nombre, de principios del siglo XX; el Museo Glims, que está ubicado en plena naturaleza y ofrece arte del siglo XIX; el Museo Kello, dedicado a la relojería finlandesa; el Parque Nacional de Nuuksio, que se halla a pocos kilómetros, el Parque Acuático Serena o las mansiones Espoo Kartano, Pakankylän Kartano y Träskända Kartano.

Entorno natural @wikimedia

Entorno natural @wikimedia

Comer y alojarse en Espoo

Como no podía ser de otra forma, la oferta gastronómica está basada en la cocina finlandesa. La mayoría de sus restaurantes ofrecen una cocina que fusiona la gastronomía tradicional con toques de Alta Cocina y con diversos estilos gastronómicos continentales contemporáneos. Los pescados más empleados en sus recetas son el salmón y los arenques, y la carne más apreciada la de reno.

Vista aérea de la ciudad finlandesa de Espoo @wikimedia

Vista aérea de la ciudad finlandesa de Espoo @wikimedia

Otra peculiaridad de la cocina de Finlandia es que les gusta incluir en sus platos granos enteros, como centeno, cebada o avena. También emplean mucho los frutos del bosque, como las moras o arándanos rojos, además de la leche y sus derivados. Un producto tradicional en todo el país es el Kukko, que consiste en un pan de centeno que se rellena de pescado o de carne, y que suele acompañar todas las comidas finlandesas.

La "Ciudad Verde" @wikimedia

La «Ciudad Verde» @wikimedia

La oferta de hoteles en Espoo es muy variada. Incluye alojamientos de cuatro estrellas, como el Hotel Sun Cottages, el Hotel Glo Sello, el Original Sokos Hotel Tapiola Garden o el Radisson Blu Hotel Espoo; de tres estrellas, como el Aparthotel Hellsten Espoo o el Hotel Hellsten Espoo, y de categorías inferiores, como el Hotel Scandic Espoo, de una estrella.

Motivos para visitar Espoo

Si vas a visitar Helsinki, y eres un aficionado a la naturaleza y a la ecología, no debes dejar de acercarte a la ciudad, ubicada a sólo 20 kilómetros. Esta villa finlandesa se ha desarrollado integrándose totalmente con la naturaleza. Además de estar rodeada de parajes de gran belleza, la ciudad se planificó alternando los núcleos urbanos con gigantescas zonas verdes y bosques. Los núcleos de población o distritos son Espoo Keskus, Espoonlahti, Kalajärvi, Kauklahti, Leppävaara, Matinkylä-Olari y Tapiola. Junto a Espoo se halla un archipiélago formado por 165 islas.

Parque urbano de la ciudad de Espoo @wikimedia

Parque urbano de la ciudad de Espoo @wikimedia

Se la conoce en Finlandia como “La Ciudad Verde”, y en su diseño y construcción participaron algunos de los mejores arquitectos del país. El resultado es una preciosa ciudad a la que no le faltan las infraestructuras turísticas necesarias para atender a sus visitantes, como galerías de arte, teatros, museos, locales nocturnos, cafeterías, restaurantes, una gran variedad de comercios y varios hoteles.

Créditos del artículo.

Autor: Belén Valdehita
Web: Viajes para toda una vida
Twitter: @miblogdeviajes
Facebook: Viajes para toda una vida
Google+: Viajes para toda una vida

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *