Diario del Sur de Francia 1: Carcassonne, la ciudad amurallada de Occitania

Cuando busqué vuelos para una escapada en Mayo y encontré como destino Toulouse, al buscar ciudades cercanas a ésta, rápidamente mis ojos volaron a Carcassonne, posiblemente una de las ciudades más visitadas por los turistas al sur de Francia. Y una vez visitada os contaré ¿Qué ver en Carcassonne en un día?

¿Qué ver en Carcassonne en un día?

Me levanté muy temprano de mi hotel de Toulouse, para dirigirme a la estación y poder aprovechar el día en Carcassonne. Al salir de la estación estás en la zona de la Bastide Saint-Louis, pero caminé rápido hasta atravesar el río ya que había quedado con la guía oficial de Carcassonne en la puerta Narbonnaise de la Ciudad Medieval a las 9 de la mañana.

La Ciudad Medieval de Carcassonne.

A la derecha del río se alza el casco histórico de la ciudad, aún habitado por gente del pueblo que tiene sus casas en el interior (algo que me llamó la atención). 52 torres, 3 kilómetros de muralla, y 2 anillos concéntricos la convertían en un recinto prácticamente imposible de conquistar.

1.- La Puerta Narbonnaise.

La puntualidad de Sarah fue tremenda, aunque la mía también a pesar de la calor durante el recorrido, pero estaba seguro que iba a merecer la pena al detenerme de la Puerta Narbonnaise, (dicho nombre le proviene por su orientación a Narbona), edificada en 1280, por orden de Felipe III, el Atrevido.

Indicar que dicha puerta se remodeló en el siglo XIX: las almenas y el techo de pizarra por parte de Viollet-le-Duc y añadió un pseudo puente levadizo.

La Puerta Narbonnaise

La Puerta Narbonnaise

2.- La Palestra.

Continuamos la visita caminando por la Palestra, espacio de 1 kilómetro de longitud que separa los dos recintos amurallados, Sarah fue explicándome la historia de la ciudad, anécdotas, pasajes históricos sucedidos en el recinto medieval, con lo cual pude aprender mucho más sobre Carcassonne.

Indicar que el camino está totalmente allanado, lo cual se agradece a la hora de pasear. Esto sucede desde el siglo XIII, cuando se construyó la segunda muralla. Indicar que en el siglo XIX Viollet-le-Duc restaura la Ciudadela, y tiene que destruir las casas de los indigentes. Podemos apreciar diversos elementos en las paredes interiores como ventanas tapiadas. También se divisa “la Montaña Negra”.

¿Qué ver en Carcassonne en un día? La Palestra

¿Qué ver en Carcassonne en un día? La Palestra

3.- Las Murallas.

En nuestro recorrido pude comprobar como se puede subir encima de las murallas y obtener una visión de la ciudad y su entorno. 52 torres de gran belleza a lo largo de 3km de construcción que no deja indiferente a nadie.

Me sorprendió que hubiera una muralla interior y además una muralla exterior. Los reyes de Francia en el siglo XIII mandaron construir el exterior y a su vez, reconstruir la interior, obteniendo un recinto inexpugnable.

¿Qué ver en Carcassonne en un día? Las Murallas

¿Qué ver en Carcassonne en un día? Las Murallas

4.- La Basílica de St Nazaire.

Describir la belleza de este templo es complicado, así como definir su origen, que según documentación es de 925. El papa Urbano II visita la ciudad en 1096 y bendice las piedras de la catedral.

En 1801, el templo deja de ser una Catedral, título que se transfiere a la iglesia de Saint-Michel situada en la Bastida. En 1898 la iglesia recibe el título de Basílica de manos del papa León XIII.

Basílica de St Nazaire

Basílica de St Nazaire

5.- El Castillo Comtal.

Una vez me despedí de la encantadora y didáctica guía de Carcassonne, y recibir el Carcassone City Pass visité esta construcción defensiva. Tras cruzar el puente y entrar en el recinto del castillo pude comprobar la belleza de su arquitectura.

Caminar por sus murallas, disfrutar de su patio interior, recorrer las distintas salas del castillo, cruzar su torreón, fotografiar sus torres romanas, contemplar la ciudad desde las alturas, poder leer la historia de la Dame Carcas…todo ello completa una visita extraordinaria.

Castillo Comtal

Castillo Comtal

6.- Las calles de la Ciudad Medieval.

Al salir del Castillo me dediqué a pasear una y otra vez por las calles empedradas de la ciudad, repletas de negocios de cara al turista: tiendas, restaurantes, souvenirs, heladerías, crepes, hoteles…realmente nos encontramos en una mini ciudad.

Calles de la Ciudad Medieval de Carcassonne

Calles de la Ciudad Medieval de Carcassonne

7.- La Puerta del Aude.

Abandono la ciudad medieval saliendo por la otra puerta del recinto, localizada en la parte oeste, frente al río Aude. Como curiosidad indicar que dicha puerta ha aparecido en múltiples películas: Los Visitantes regresan por el Túnel del Tiempo, Robin Hood, o El Imbécil (el Hombre del Cadillac).

Puerta del Aude

Puerta del Aude

8.- Iglesia de Saint Gimer.

Está situada en la falda de la ciudad medieval, el templo gótico construido entre 1849-1859 fue diseñado por Viollet le Duc. Fue declarada sitio protegido como Patrimonio Mundial de la UNESCO.

¿Qué ver en Carcassonne en un día? Iglesia de Saint Gimer

¿Qué ver en Carcassonne en un día? Iglesia de Saint Gimer

La Bastida Saint Louis.

Se sitúa en el lado izquierdo del río, fue construida en 1260 bajo el mandato del rey Saint-Louis (de ahí su nombre). Todo gira alrededor de su plaza central, Carnot, complementado por casas señoriales y edificios religiosos.

9.- El Puente Viejo.

Tras visitar la Ciudad Medieval, me dispuse a cruzar el Puente Viejo con sus 12 arcos para llegar a la bastida. Su origen data del siglo XIV, donde era la única forma de pasar de un lado a otro de la ciudad (actualmente existe el Puente Nuevo). Indicar que dicho puente forma parte del Camino de Santiago.

¿Qué ver en Carcassonne en un día? Puente Viejo

¿Qué ver en Carcassonne en un día? Puente Viejo

10.- Capilla Notre Dame de la Sante.

Al pasar el puente viejo, encuentro a la izquierda una pequeña capilla, que fue construida usando el dinero de la herencia de Juan de Saix en 1527 y que sirvió como hospital para la peste.

Capilla Notre Dame de la Sante

Capilla Notre Dame de la Sante

11.-  Pórtico de entrada de los Jacobinos.

Sigo caminando por las calles de la ciudad hasta que paso por debajo de este pórtico del siglo XVIII, único resto de las 4 puertas de la ciudad baja entre 1355-1359. Fue reconstruida en 1779, y al lado hay un trozo de muralla.

Pórtico de entrada de los Jacobinos

Pórtico de entrada de los Jacobinos

12.- Catedral de Saint Michael.

A escasos metros, me encuentro con la catedral del siglo XIII, la cual no puedo visitar por estar cerrada. Templo gótico, sencillo con su enorme rosetón de 8 metros de diámetro, fue declarado catedral en 1803. Sufrió un incendio 1849, pero fue restaurada por Viollet le Duc.

Catedral de Saint Michael en Carcassonne

Catedral de Saint Michael en Carcassonne

13.- Iglesia de San Vicente.

Bajo la calor abrasadora y a pocos minutos de la catedral me encuentro con esta iglesia pequeña pero muy bonita, donde posiblemente, lo que más me atrajo fue su hermoso órgano.

Subo a lo alto de su campanario tras sobrevivir a un gran número de irregulares escaleras, pero el esfuerzo merece la pena, ya que puedo disfrutar de la ciudad y divisar la ciudad medieval.

Carcassonne desde la Iglesia de San Vicente

Carcassonne desde la Iglesia de San Vicente

Agradecimientos

A la oficina de turismo de Carcassonne que me facilitó la “Carcassonne City Pass” con la cual pude disfrutar de una visita guiada por parte de la guía de turismo, Sarahi. También aproveché la tarjeta para obtener varios descuentos. Indicar que por falta de tiempo no pude aprovechar al máximo dicha tarjeta.

4 comentarios

  • Qué bonita es Carcassone!Nosotros estuvimos de casualidad hace unos años y es de cuentito total. Aprovechaste el día genial!
    Saludos viajeros 😉

    Responder
    • EuropeosViajeros

      Buenos días Maruxaina,

      La verdad que perderte por su ciudad medieval, pasear por la palestra y subir a la muralla es una gozada, imposible parar de fotografiar. Eso sí, muy turística a partir del mediodía.

      Saludos viajeros.

      Responder
  • Joe!!! Pues ya te dio de sí el día, visitaste a fondo Carcassonne. Francia sorprende a cada paso y ésto es un claro ejemplo. ¿Qué tal los crepes? Jejeje.

    Responder
    • EuropeosViajeros

      Buenos días,

      La verdad que madrugué para aprovechar bien el día en Carcassonne y mereció totalmente la pena. Me estoy planteando repetir Francia este mismo año. Los crepes una delicia si no fueran por las calorías jajaja

      Saludos viajeros.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *