La Catedral de Oporto y su pelourinho

La Catedral de Oporto está situada en la parte alta de la ciudad (la cuesta para llegar es considerable), se puede llegar subiendo la calle principal de la estación o por las estrechas callejuelas de la ciudad hasta llegar al barrio de Batalha. El origen de la catedral es del siglo XII-XIII y debido a las distintas reconstrucciones posee elementos barrocos, románicos y góticos.

Descubriendo la Catedral de Oporto.

Antes de entrar en la Catedral, en la plaza veréis una extraña columna conocida como pelourinho de estilo manuelino donde antiguamente se colgaba a los criminales (éste nunca fue utilizado para tal uso y solo como elemento decorativo de la plaza).

Catedral de Oporto

Catedral de Oporto

Columna Pelourinho en la plaza de la Catedral

Columna Pelourinho en la plaza de la Catedral

El exterior de la Catedral está compuesto por un enorme portón con un rosetón de gran tamaño y dos torres que lo rodean, todo ello de estilo románico. El interior del templo formado por tres naves destaca por sus enormes columnas que absorven la mayor parte del espacio. A diferencia de la mayoría de catedrales que conozco, la de Oporto tiene pocos detalles y ornamentación salvo el Altar Mayor de estilo barroco construido entre 1727 y 1729 por Santos Pacheco y Miguel Francisco Da Silva.

Altar mayor

Altar mayor

Interior del Claustro

Interior del Claustro

Una pequeña puerta lateral nos da acceso al claustro del siglo XIV, que es el elemento que hace que la visita al edificio merezca la pena. La decoración del claustro es fantástica, basada en los famosos azulejos azules característicos de la ciudad mostrando escenas religiosas del Cantar de los cantares. Desde el claustro podemos acceder a la Casa do Cabildo del siglo XVIII, donde se expone el «tesoro de la catedral», una colección de objetos de orfebrería religiosa, ropa religiosa, pinturas, muebles.

Decoración de azulejos en el claustro

Decoración de azulejos en el claustro

Elementos del Tesoro de la Catedral de Oporto

Elementos del Tesoro de la Catedral de Oporto

Indicar que la visita a la Catedral es gratuita, pero no la visita al claustro y a la Casa do Cabildo, aunque recomiendo pagar los 3 euros que cuesta dicha entrada. Indicar también que desde fuera de la Catedral se consiguen buenas fotos de la ciudad de Oporto.

Vistas de la ciudad desde la plaza de la Catedral

Vistas de la ciudad desde la plaza de la Catedral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *