Diario Portugal 3 (II): Un paseo por Oporto

Una vez visitada Vila do Conde y habiendo comido, decidí dedicar mi última tarde en Portugal a recorrer una vez más (ya la había visitado) la bella y magica ciudad de Oporto.

Mi recorrido comenzó en la curiosa estación de tren de Sao Bento, cuyo interior está adornado por unas impresionantes composiciones fabricadas con ¡20.000! característicos azulejos azules, sobre los restos del antiguo convento de San Bento del Ave María.

Estación de tren de Sao Bento

Estación de tren de Sao Bento

Al salir de la estación, continué mi paseo, disfrutando de la hermosa fachada de la Igreja de Santo António dos Congregados (Iglesia de San Antonio de los Congregados). Su exterior barroco representa escenas de la vida de San Antonio.

Igreja de Santo António dos Congregados (Iglesia de San Antonio de los Congregados)

Igreja de Santo António dos Congregados (Iglesia de San Antonio de los Congregados)

Desde aquí, caminé hasta llegar a la Praça da Liberdade (Plaza de la Libertad), donde pude contemplar el Monumento a Pedro IV de 10 metros de altura y 5 toneladas de bronce.

Praça da Liberdade (Plaza de la Libertad)

Praça da Liberdade (Plaza de la Libertad)

Justo enfrente se localizaba la Praça do General Humberto Delgado (Plaza del General Humberto Delgado), donde está la estatua homenaje a Almeida Garrett, junto enfrente de la Câmara Municipal do Porto (Ayuntamiento de Oporto).

Praça do General Humberto Delgado (Plaza del General Humberto Delgado)

Praça do General Humberto Delgado (Plaza del General Humberto Delgado)

Mi siguiente destino me llevó a contemplar la Igreja dos Clérigos (Iglesia de los Clérigos) y la Torre dos Clérigos (Torre de los Clérigos). La iglesia barroca data de primeros del siglo XVIII. En cuanto a la torre, indicar que posee una altura de 6 pisos, 76 metros de altura y 255 pasos que la convierten en uno de los mejores miradores de la ciudad.

Igreja dos Clérigos (Iglesia de los Clérigos)

Igreja dos Clérigos (Iglesia de los Clérigos)

Torre dos Clérigos (Torre de los Clérigos)

Torre dos Clérigos (Torre de los Clérigos)

Tras disfrutar de la altura de la torre, a escasos metros llegué a la Universidade do Porto (Universidad de Oporto). En esa misma zona, pude ver dos iglesias de gran belleza: Igreja do Carmo e Igreja dos Carmelitas.

Universidade do Porto (Universidad de Oporto)

Universidade do Porto (Universidad de Oporto)

La Igreja do Carmo (Iglesia del Carmo), un templo de estilo rococó con la fachada lateral cubierta de azulejos, es declarada Monumento Nacional junto con la adyacente Igreja dos Carmelitas (Iglesia de los Carmelitas), que perteneció a la orden de los Carmelitas Descalzos, caracterizada porque la cúpula del campanario está también cubierta de azulejos.

Igreja do Carmo (Iglesia del Carmo)  e Igreja dos Carmelitas (Iglesia de los Carmelitas)

Igreja do Carmo (Iglesia del Carmo) e Igreja dos Carmelitas (Iglesia de los Carmelitas)

Igreja do Carmo (Iglesia del Carmo)  e Igreja dos Carmelitas (Iglesia de los Carmelitas)

Igreja do Carmo (Iglesia del Carmo) e Igreja dos Carmelitas (Iglesia de los Carmelitas)

Tras unos minutos por la zona, me dirigí a la Sé do Porto (Catedral), desde la cual pude contemplar el Mercado São Sebastião, y parte de la ciudad. Tomé el Funicular Dos Guindais, para cruzar el río y pasar a la zona de la Ribeira y contemplar la ciudad y el grandioso Puente Luis I. Posteriormente, y tras relajarme, crucé el puente a pie para dar un paseo por la orilla del río Duero.

Mercado São Sebastião

Mercado São Sebastião

La ciudad desde la Catedral

La ciudad desde la Catedral

Puente Luis I

Puente Luis I

La ciudad desde la zona de la Ribeira

La ciudad desde la zona de la Ribeira

Oporto a orillas del río Duero

Oporto a orillas del río Duero

6 comentarios

  • JOSÉ DANIEL

    Oporto es una ciudad maravillosa. Es un placer recorrerla. Recomiendo un paseo por la ribera del río Duoro (Duero) a pié o en tranvía hasta las playas de Carneiro o Foz, un paseo por el Duero en los barcos típicos (ravelos), visitar el mirador sobre el Duero de los jardines del Palacio de Cristal (tan en el centro y tan poco visitado). Acercarse a Guimarae. En fin una gozada de ciudad.

    Responder
    • EuropeosViajeros

      Totalmente de acuerdo contigo en cada uno de los consejos. Con respecto a las ciudades cercanas he tenido la oportunidad de visitar Braga y Guimaraes y son una auténtica maravilla. Vila do Conde, aún siendo muy pequeña también tiene mucho encanto.

      Saludos y buen fin de semana.

      Responder
    • David

      He leído y tomado buena nota. Después de Lisboa, Oporto es la segunda ciudad portuguesa que visito. La primera simplemente me fascinó, a ver que tal se da la segunda.

      Un saludo

      .
      .

      Responder
      • EuropeosViajeros

        Buenas tardes,

        Pues te encantará, ya que tiene una magia especial, no es la típica ciudad europea.

        Saludos.

        Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *