Ginebra, la segunda ciudad de Suiza

La ciudad francófona de Ginebra se halla junto al gran lago Leman, en Suiza. Es la segunda ciudad más grande del país helvético, y está ubicada en el cantón que lleva el mismo nombre. Posee un impresionante entorno natural, ya que Ginebra está rodeada por los espectaculares Alpes y por la cordillera de los Colonos del Jura así que te voy a indicar ¿Qué ver en Ginebra en un día?

Panorámica de la ciudad de Ginebra

¿Qué ver en Ginebra en un día? © Wikipedia

¿Qué ver en Ginebra en un día?

Ginebra alberga las sedes de algunas de la organizaciones internacionales más importantes del mundo, como la central europea de Naciones Unidas (ONU), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Alto Comisariato de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) o el Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN).

El clima de Ginebra

La ciudad de Ginebra posee un clima de tipo continental húmedo, pero con influencia oceánica. Los inviernos en la ciudad son relativamente suaves, aunque suelen darse ligeras heladas nocturnas. Los meses de verano son muy agradables. En cuanto a las precipitaciones anuales, se reparten a lo largo de todas la estaciones, aunque el otoño es la estación más húmeda. La temperatura media anual de Ginebra es de 11 grados centígrados, y disfruta de una media de dos mil horas de sol anuales.

En invierno, alrededor del lago Leman se producen tormentas de hielo, mientras que en verano no es raro ver a personas bañándose en alguna de sus playas, como la Plage Genève y la playa Bains des Pâquis. Suele nevar entre los meses de noviembre y febrero, sobre todo en las montañas de los alrededores, que son ideales para la práctica de los deportes de invierno.

Villas junto al lago Leman

Villas junto al lago Leman © Wikipedia

¿Qué ver en Ginebra en un día?

Ginebra es una ciudad que invita a pasear, a recorrer sus calles, plazas y avenidas. Desde distintos puntos de la ciudad se puede contemplar el famoso “Jet d’eau”, un espectacular surtidor de agua que alcanza 140 metros de altura, y que está situado a orillas del Lago Leman.

Surtidor de agua Jet d'eau

Surtidor de agua Jet d’eau © Wikipedia

El casco antiguo o Ciudad Vieja de Ginebra se encuentra en la orilla izquierda del lago, y es el sitio perfecto para una jornada de compras. Pero en está zona también se encuentran algunos de los monumentos y lugares más famosos de la ciudad, como es el caso de la catedral Saint Pierre, de la Place du Bourg-de-Four, que es la plaza más antigua de la ciudad, o de la Grand-Rue, la calle que vio nacer al filósofo ilustrado Jean-Jacques Rousseau. También se pueden dar agradables paseos junto al lago Leman, por los muelles o por los animados callejones de este histórico barrio.

Catedral de Saint Pierre

¿Qué ver en Ginebra en un día? Catedral de Saint Pierre © Wikipedia

Hay más lugares en Ginebra que merecen ser visitados, como el Grand Théâtre, el Musée International de L’Horlogerie, un museo que acoge una espléndida colección de relojes-joya y musicales, o el Museo Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, donde podremos conocer la labor humanitaria de esta organización.

Gastronomía y alojamiento en Ginebra

En Ginebra podremos disfrutar de la gastronomía suiza, en la que productos como el chocolate y los quesos alcanzan fama internacional. Entre los platos más populares de la cocina suiza se halla la fondue. Se trata de un recipiente con forma de cacerola llamado caquelón, en el que se introducen dos tipos de quesos, el Vacherin y el Gruyere, que se funden con vino blanco y harina de maíz. Se come introduciendo un trozo de pan con un pincho que se remueve en la cazuela.

En Ginebra son también tradicionales las raclettes. Su base es también queso fundido, pero en este caso Valais, y se acompaña con patatas cocidas o con embutidos. Para maridar estos platos, la mejor opción son los vinos blancos suizos, como el Arinarnoa, que es una mezcla entre el Merlot y el Petit Verdot.

En cuanto a la oferta de alojamiento de Ginebra, es realmente excepcional. En la ciudad encontraremos hoteles de cinco estrellas como el Swissotel Metropole Geneva, el Hotel Angleterre Geneva, el Hotel Le President Wilson o el Hotel Mandarin Oriental; de cuatro estrellas, como el Hotel La Cour Des Augustins, el Grand-Pre Swiss Quality Hotel, el Hotel Cornavin o el Eastwest Hotel, o de tres estrellas, como el Hotel Windsor, el Hotel Bernina, el Nash Airport Hotel o el Hotel Suisse Geneve, entre otros muchas posibilidades.

Motivos para visitar Ginebra

Ya hemos hablado de los lugares más interesantes de Ginebra, de su entorno natural, que incluye el impresionante Mont-Blanc, el río Ródano o el lago Leman, o de su gastronomía. Pero la ciudad de Ginebra es también una de las capitales europeas del lujo. En sus calles encontraremos tiendas de las marcas más prestigiosas, y las sedes de los bancos más importantes del mundo. Pero no se necesita ser multimillonario para poder apreciar toda la belleza de esta ciudad, que está repleta de agradables parques y jardines; para conocer su interesante historia o para disfrutar de románticos paseos ribereños. También comprobaremos que se pueden comprar, a buen precio, deliciosos productos gourmet, como chocolates, vinos o quesos.

Parc des Eaux-Vives

Parc des Eaux-Vives © Wikipedia

Una última recomendación, realizar una excursión en algunas de las Mouettes del lago Leman. Se trata de taxis acuáticos que unen ambas orillas del Lago. Durante este encantador recorrido podremos comprobar que por el lago Leman también circulan barcos de gran tamaño que realizan cruceros.

Datos del colaborador

Autor: Belén Valdehita
Web: Viajes para toda una vida
Twitter: @miblogdeviajes
Facebook: Viajes para toda una vida
Google+: Viajes para toda una vida

 

4 comentarios

  • Johne597

    very nice post, i certainly love this web site, keep on it bbagabeedffe

    Responder
  • ALICIA TAPIAS MORALES

    Es una experiencia muy linda. Tuve la oportunidad de hacer un viaje por ese paraíso , remanso de paz y su maravillosa cultura. En fin digno de conocer.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *