Diario Toscana 2/6: Florencia desde el cielo

Continuo mi diario de la Toscana, estamos en Florencia y procedo a descubrir esta fantástica ciudad. Comencé temprano mi nuevo día desayunando en el Mercado Central, con unos precios bueno (capucchino por 1,10€) y atravesando la calle donde se encuentra, que estaba repleta de puestos de mercadillo donde comprar regalos y souvenirs. Aunque el destino final era la Plaza del Duomo de Florencia.

Mercadillo de Florencia

Mercadillo de Florencia

Recorriendo la Plaza del Duomo de Florencia

Inicié mi visita a la Plaza del Duomo donde se encuentran la Catedral, Baptisterio, Campanile, Cúpula, haciendo uso del billete único de 10€ el cual te permite visitar todos los monumentos. En la Cúpula no se puede comprar el billete, así que no hacer cola sin adquirirlo previamente.

El primer elemento que visité fue el Campanile de Giotto, en el cual y debido a las tempranas horas no tenía cola de turistas. La subida al campanile es un poco dura debido al gran número de escalones y su estrechez, aunque merece la pena por la panorámica obtenida desde arriba del todo.

Campanile de Giotto en la Plaza del Duomo de Florencia

Campanile de Giotto en la Plaza del Duomo de Florencia

A continuación decidí visitar la Cúpula de Brunelleschi que ya tenía una enorme cola formada (hay un límite de personas en su interior). Por su altura y de forma similar a lo que ocurre con el Campanile, el número de escaleras y las altas temperaturas hacían muy pesada la subida, aunque al llegar arriba el cansancio deja paso a la belleza que ofrece Florencia desde arriba.

Vistas de Florencia y del Campanile de Giotto desde lo alto de la Cúpula de Brunelleschi

Vistas de Florencia y del Campanile de Giotto desde lo alto de la Cúpula de Brunelleschi

Mi penúltima visita en la plaza sería la Catedral de Florencia, conocida como Santa Maria del Fiore (la entrada es gratuita), aunque aquí os recomiendo usar la picardía española e intentar colaros porque sobre todo los grupos organizados copan la entrada al edificio. No es de gran belleza su interior, cosa que me sorprendió y alberga la Cripta de la Reparata (aquí si necesitamos el ticket). La Cripta son unas excavaciones expuestas en forma de museo.

Interior de la Catedral de Florencia

Interior de la Catedral de Florencia

La última visita, el Baptisterio, creo que podría haber sido prescindible junto con la cripta de la catedral si no fuera por el hecho de estar incluida en el ticket. De pequeño tamaño su belleza radica en su fachada, la cual no pude ver por estar en obras.

Cúpula del interior del Baptisterio de Florencia

Cúpula del interior del Baptisterio de Florencia

Callejeando hasta la hora de la comida me encontré de repente y sin tener prevista su visita con la Iglesia de San Filippo Neri, cuyos tonos azulados y rojos decorativos me encantaron.

Interior de la Iglesia de San Filippo Neri

Interior de la Iglesia de San Filippo Neri

Seguí caminando y como aún no tenía hambre entre a la Iglesia de la Santa Croce. Una pena que en la plaza de delante estuvieran montando un escenario y me impidiera ver la iglesia desde fuera en todo su esplendor. La iglesia es enorme y además, puedo asegurar que casi más que una iglesia es un museo en sí misma.

Fachada de la iglesia de la Santa Croce

Fachada de la iglesia de la Santa Croce

Una vez comido y relajado, busqué el famoso jabalí de bronce y lo localicé en la plaza del mercado nuovo (via Porta Rossa), del cual se dice que si le tocas el hocico vuelves a Florencia. Por supuesto se lo toqué y acaricié y casi casi se lo hubiera besado con la esperanza y el deseo de volver a esta ciudad y eso que acababa de empezar mi viaje.

Estatua del jabalí de bronce

Estatua del jabalí de bronce, si le tocas el hocico vuelves a Florencia

Una vez cumplido el ritual (no creo en estas cosas pero nunca se sabe) caminé hasta la cercana Piazza della Signoria, para mi la más bonita de Florencia y que contiene el Palazzo Vecchio con sus estatuas delante, la réplica del Miguel Angel, la Fuente de Neptuno, y la Estatua ecuestre de Cosme I, sin mencionar otra gran cantidad de edificaciones importantes.

Plaza de la Signoria

Plaza de la Signoria

¿Habéis visitado todos los lugares del post? ¿Os decepcionó la Catedral? ¿Sufristeis mucho subiendo al Campanile de Giotto? Dejad vuestros comentarios.

 

10 comentarios

  • Gustavo

    Pues no, a mi no me decepciono Santa Maria dei Fiori, ¿será por que fue la primer iglesia italiana que visite? aunque si es muy simple, su fachada llena de estatuas es imprsionante, aunque bueno si se le compara con el museo que es Santa Croce con todos sus monumentos a los florentinos famosos, pues si, se queda muy corta.
    Yo espero que el ritual del jabalí funcione y regrese a esta ciudad que me gusto mucho.

    Responder
    • EuropeosViajeros

      Puede ser que al ser la primera y esperar mucho me decepcionara por eso. En cuanto a lo del jabalí, espero que funcione, le toque el hocico, le bese, lo acaricié, me faltó llevármelo a mi casa.
      Saludos viajero.

      Responder
  • Me encanta Florencia! (A quién no? Ja ja) yo lo del porcellino había leído que concede deseos y que los florentinos van allí a dejar caer una moneda detrás del hocico, y si cae en la rejilla es que se cumple 🙂
    Un abrazo de la cosmopolilla

    Responder
    • EuropeosViajeros

      Yo ya te digo que acaricié el hocico, lo besé, lo estrujé jajaja de todo y estoy seguro que volveré. Un saludo y disfruta de tu viaje.

      Responder
  • He ido varias veces a Florencia y volvería de nuevo sin pensarmelo. Me encanta!!
    Decirte que a mí lo del jabalí me funcionó : volví en menos de seis meses y para quedarme en Italia una buena temporada 🙂
    Me ha traído muy buenos recuerdos tu artículo, gracias!!

    Responder
    • EuropeosViajeros

      Me alegra que te haya despertado buenos recuerdos, y lo del jabalí pues espero que a mi también se me cumpla. Saludos.

      Responder
  • Lo del Jabali funciona. Yo he estado en Italia varias veces y toooodas he pasado por Florencia.

    Me encanta esa ciudad: su ambiente, su comida, las pequeñas plazas, los helados, el risotto,…

    Cualquier día estamos otra vez por allí.

    Saludos viajeros

    Responder
    • EuropeosViajeros

      La verdad que en mi paso por la Toscana visité Florencia, Siena, Pisa, Lucca y San Gimignano. Pero creo que volveré a hacer alguna escapada y visitar otros pueblos. Saludos.

      Responder
  • Alvaro Castellar

    Hace tres días que he regresado de Florencia, donde hemos pasado cinco días de visita cultural por Florencia y sus museos, ha sido un viaje organizado por la Universidad de Barcelona y la Universidad Pompeu Fabra, también de Barcelona. Os puedo decir que nos acompañaban las profesoras titulares de la asignatura de Renacimiento, y el resultado no ha podido ser más deslumbrante, tanto la arquitectura civil ( Signoria y los palacios Medici, Strozzi, Pitti, como la arquitectura religiosa como la Catedral, el Baptisterio, Sta. Croce, Sta. Maria Novella, San Miniato al Monte,San Lorenzo.. y sus museos la Galleria de la Academia, el museo Medici, Barguello. y aparte la cuestión turística y gastronómica, aconsejo antes de visitar Florencia, que no haga raids por la ciudad sin saber realmente que desean ver y realicen un palning de los recorridos y los horarios, ya que los responsables de los museos son muy estrictos, y pasada la hora que te indican, no te permitirán entrar(teníamos las entradas reservadas). Eso si, buenas piernas, buen espíritu y a visitar una de las ciudades inmortales y con mas obras de arte del mundo. Buen viaje

    Responder
    • EuropeosViajeros

      Buenos días.

      A mi me gustó más Florencia que Roma. Siempre digo que es de las ciudades más bonitas de Europa y con más elementos interesantes que ver. Y esas vistas desde la Piazza Michelangelo son maravillosas.

      Saludos viajeros y me alegra que te gustara la ciudad.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *