Diario Polonia 1/6: Varsovia, Castillo Real y Museo Alzamiento

Llegué a Varsovia la noche anterior, aterrizando en el aeropueto Moddlin (es un aeropuerto secundario, reciente, en la ciudad de Nowy Dwor Mazowiecki a 40 km de Varsovia). Tomé un autobús desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad (hace la parada enfrente del Palacio de la Cultura y la Ciencia). Para llegar a Varsovia, como podeis comprobar en GoEuro, también podemos aterrizar en el aeropuerto principal, Varsovia-Chopin, se trata del aeropuerto más grande de Polonia y está a tan solo 10 kilometros del centro, se puede coger tanto el autobús como trenes que paran en las principales estaciones de la Capital. Uno de los elementos más destacados de la visita será el Castillo Real de Varsovia.

Descansé en el que iba a ser mi alojamiento, el Warsaw Downtown Hostel, un hostel bien situado, en la avenida principal de la ciudad, cerca de una parada de tranvía y a pocos minutos de la parada de metro y de la estación de trenes.

Mi primera visita en la ciudad fue el Castillo Real de Varsovia. Como me levanté temprano, desayuné y decidí ir caminando a pesar de que se encuentra muy alejado a pie, pero como faltaba mucho para la apertura tomé esa decisión. Llegué a la Plaza Zambowy, con edificios coloridos y la Columna de Segismundo, y me encontré con el palacio cerrado (abrieron con una hora de retraso). La entrada por ser domingo era gratuita, se accede por el lateral derecho.

Plaza Zambowy con la Columna de Segismundo y el Castillo Real

Plaza Zambowy con la Columna de Segismundo y el Castillo Real de Varsovia

La visita me gustó mucho, el castillo es enorme, y posee una elevada cantidad de salas de gran belleza y tamaño. Cuadros, esculturas, bustos, lienzos, y todo tipo de mobiliario te trasladan a otra época.

Al salir caminé hacia la derecha y visité la iglesia de Santa Ana, sencilla y pequeña pero muy bonita tanto por fuera como por dentro. Desde allí en sentido contrario llegué a la Plaza de la Ciudad Vieja con el icono de la ciudad en el centro, la estatua de la Sirena. La plaza es fantástica, y está rodeada de casas de una altura sorprendente, mezcla de varios estilos y colores.

Iglesia de Santa Ana

Iglesia de Santa Ana cerca del Castillo Real de Varsovia

Plaza de la Ciudad Vieja con la estatua de la Sirena

Plaza de la Ciudad Vieja con la estatua de la Sirena

Comencé a callejear por las bonitas calles de Varsovia hasta llegar a La Barbacana, una especie de construcción defensiva. De ahí caminando llegué hasta la Catedral castrense del Ejército Polaco, donde me quedé sorprendido por la cantidad de placas en su interior en memoria a los caídos por la patria, y justo enfrente del edificio, encontré el enorme y bonito Monumento al Levantamiento de Varsovia.

La Barbacana

La Barbacana

Placas en el interior de la Catedral Castrense del Ejército Polaco

Placas en el interior de la Catedral Castrense del Ejército Polaco

Monumento al Levantamiento de Varsovia

Monumento al Levantamiento de Varsovia

Desde ahí y tras otro paseo bajo un potente sol llegué hasta la Plaza Nueva de Varsovia, donde visité la iglesia de San Casimiro, un tempo barroco de color blanco por fuera y dentro.

Iglesia de San Casimiro

Iglesia de San Casimiro

Regresando a la zona inicial de mi partida de esta mañana, la plaza Zambowy, continué caminando por Krakowskie Przedmieście, el inicio del Camino Real que sale de la propia plaza, y en mi recorrido pude contemplar el Monumento a Adama Mickiewicza, poeta polaco que inició el romanticismo, y a la guardia en el Palacio Radziwill.

Monumento a Adama Mickiewicza

Monumento a Adama Mickiewicza

Palacio Radziwill

Palacio Radziwill

De camino a la estatua de Nicolás Copérnico, visité la iglesia de la Santa Cruz y la iglesia de San José del Visitationists. Comí y di un larguísimo paseo (podría haber cogido el metro) hasta llegar al increíble y gigantesco Museo del Alzamiento de Varsovia, un edificio de ladrillo rojo, y una visita obligada en la ciudad.

Iglesia de San José Visitationists

Iglesia de San José Visitationists

Interior del Museo del Alzamiento de Varsovia

Interior del Museo del Alzamiento de Varsovia

Mi primera jornada turística en Varsovia terminó descubriendo el parque Lazienki, un pulmón verde al sur de la ciudad, en el cual encontré un palacio sobre el agua y un anfiteatro que hicieron que el esfuerzo final del día mereciera la pena.

Parque Lazienki

Parque Lazienki

Si aún no tienes claro si elegirás Varsovia como próximo destino disfruta del siguiente vídeo antes de tomar una decisión final.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *