Diario Portugal 3 (I): Vila do Conde y el Acueducto de Santa Clara

Esta mañana no tenía previsto ningún viaje, y por tanto improvisé. Comencé a buscar destinos bonitos cercanos a la ciudad de Oporto y de repente me encontré con una peque ciudad llamada Vila do Conde.

La conexión desde Oporto se hace usando el metro, la línea roja dirección a Póvoa de Varzim. Es un viaje de larga duración, pero merece la pena por la belleza de la pequeña localidad.

Una vez llegué a la parada de metro (es al aire libre) no fui en dirección a la ciudad, sino en sentido contrario, ya que en la lejanía divisé un pequeño templo, la Igreja da Nossa Senhora da Lapa (Iglesia de Nuestra Señora de Lapa). Del siglo XVIII, dicha iglesia ocupa el lugar que en otro tiempo localizaba una ermita en honor a San Bartolomé.

Igreja da Nossa Senhora da Lapa (Iglesia de Nuestra Señora de Lapa)

Igreja da Nossa Senhora da Lapa (Iglesia de Nuestra Señora de Lapa)

Al salir, tomé una calle siguiendo el espectacular Acueducto de Santa Clara. Esta maravilla del siglo XVII atraviesa la ciudad durante varios kilómetros, y fue construido para abastecer de agua al monasterio del mismo nombre. Inicialmente tenía 999 arcos.

Acueducto de Santa Clara en Vila do Conde

Acueducto de Santa Clara en Vila do Conde

Al final del acueducto, me encontré con el precioso Convento de Santa Clara. No obstante, es Monumento Nacional de Portugal. Del siglo XIV, este templo combina múltiples estilos: gótico, manuelino, barroco y rococó.

Convento de Santa Clara en Vila do Conde

Convento de Santa Clara en Vila do Conde

Desde aquí y bajando por unas pequeñas escaleras, llegué hasta la Igreja Matriz (Iglesia Madre). La entrada es gratuita, y me gustó mucho más por fuera que por dentro, donde no hay demasiados elementos que destaquen.

Igreja Matriz (Iglesia Madre) de Vila do Conde

Igreja Matriz (Iglesia Madre) de Vila do Conde

A unos pocos metros encontré la Praça Vasco da Gama (Plaza Vasco de Gama). Esta plaza está cargada de historia, ya que como indica el monumento de granito localizado en ella, en dicha plaza los habitantes de la ciudad reconquistaron su libertad el 25 de abril de 1999. También podemos disfrutar del Ayuntamiento, Pelourinho, una pequeña capilla, una bella fuente y dos enormes árboles.

Praça Vasco da Gama (Plaza Vasco de Gama)

Praça Vasco da Gama (Plaza Vasco de Gama)

Callejeando, y tras ver la escultura en homenaje a los artesanos de la ciudad, terminé en la Praça da Republica (Plaza de la República), pegada al río. Disfruté de un agradable paseo, donde tuve oportunidad de descubrir otra escultura, en homenaje a las rendilheiras, que eran mujeres que hacían encajes de bolillos.

Escultura en homenaje a los artesanos de la ciudad

Escultura en homenaje a los artesanos de la ciudad

Praça da Republica (Plaza de la República)

Praça da Republica (Plaza de la República)

Escultura en homenaje a las rendilheiras

Escultura en homenaje a las rendilheiras

Algunas pequeñas embarcaciones me estaban esperando, hasta llegar a un curioso elemento que no esperaba encontrar: una réplica de una Nau Quinhentista portuguesa del siglo XV, la cual no pude visitar por el horario.

Barcas en el paseo marítimo

Barcas en el paseo marítimo

Nau Quinhentista

Nau Quinhentista

Unos metros más adelante, en la Praça Joao II (Plaza Juan II), tenéis la famosa escultura de la sirena y unas fuentes esféricas. Después de recorrer el paseo en sentido contrario, volví a retomar el acueducto en sentido contrario para regresar a Oporto.

Estatua de la sirena

Estatua de la sirena

Praça Joao II (Plaza Juan II)

Praça Joao II (Plaza Juan II)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *