Diario Polonia 6/6: Descubriendo las iglesias de Cracovia

Mi último día en Cracovia y Polonia comenzó temprano, y mi objetivo es descubrir las iglesias de Cracovia. Inicié la jornada atravesando la torre que da acceso al casco histórico de la ciudad, precioso y soleado en esa época del año. Comencé entrando al mercado de la ciudad, conocido como Lonja de los Paños (Sukiennice), centro del comercio textil en la edad media.

Torre de entrada a Cracovia

Torre de entrada a Cracovia

Lonja de los Paños

Lonja de los Paños

Luego tomé la calle principal para visitar el interior de la iglesia de San Pedro y San Pablo (Kościół Św. Apostołów Piotra i Pawła) levantada por los jesuitas, siendo el primer edificio barroco de Cracovia.

Interior de la iglesia de San Pedro y San Pablo

Interior de la iglesia de San Pedro y San Pablo

Continúe mi paseo, entrando en la iglesia de San Andrés (Kościół św. Andrzeja), una minúscula iglesia de finales del siglo XI que contiene un precioso altar. Su exterior es románico de piedra y su interior barroco.

Interior de la iglesia de San Andrés

Interior de la iglesia de San Andrés

En este recorrido me desvié a la Plaza de Todos los Santos para visitar otra de las iglesias de Cracovia, la basílica de San Francisco (Kosciól sw. Franciszka z Asyzu), que servía de residencia al Papa Juan Pablo II cuando visitaba la ciudad.

Interior de la basílica de San Francisco

Interior de la basílica de San Francisco

Al otro lado de la calle, me encontré con la basílica de la Santísima Trinidad (Bazylika Swietej Trójcy), que se encuentra conectada al convento de los dominicos. Destaca su enorme tamaño, con una gran nave central, capillas, frescos y un bonito órgano.

Interior de la basílica de la Santísima Trinidad

Interior de la basílica de la Santísima Trinidad

Volví por mis pasos hasta la plaza principal de Cracovia, y subir a la torre del Ayuntamiento (Wieza ratuszowa), único elemento que permanece de la construcción original del siglo XV, que fué derribado en 1820 con una altura de 70 metros. Ofrece unas preciosas vistas.

Vistas de Cracovia desde la Torre del Ayuntamiento

Vistas de Cracovia desde la Torre del Ayuntamiento

A pocos metros, en la pequeña Plac Mariacki encontré la sencilla iglesia de Santa Bárbara (Kościół Św. Barbary). A pesar de lo sencillo de su exterior, dentro pude observar una de las iglesias de Cracovia con más belleza. En la Edad Media, era la capilla del camposanto donde se enterraba a los fieles polacos.

Interior de la iglesia de Santa Bárbara

Interior de la iglesia de Santa Bárbara

Una vez comido, decidí dedicar mi última tarde a pasear por la orilla del río Wisla. En la parte cercana la colina Wawel existe una zona de cesped donde descansar. Crucé el puente al otro lado del río, y continúe caminando disfrutando del atardecer de Cracovia. Mi viaje por Polonia había terminado, pero volveré.

Orilla del río Wisla

Orilla del río Wisla

Castillo Wawel desde la orilla del río Wisla

Castillo Wawel desde la orilla del río Wisla

Atardecer en Cracovia

Atardecer en Cracovia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *